Frases de Adam Smith

  1. La ciencia es el gran antídoto contra el veneno del entusiasmo y la superstición.

    0
  2. Todo el dinero es una cuestión de creencia.

    0
  3. La verdadera tragedia de los pobres es la pobreza de sus aspiraciones.

    0
  4. Ninguna sociedad puede ser floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus individuos son pobres y miserables.

    0
  5. La humanidad es la virtud de una mujer, la generosidad, la de un hombre.

    0
  6. No es de la benevolencia del carnicero, el cervecero o el panadero que esperamos nuestra cena, sino de su atención a sus propios intereses.

    0
  7. El consumo es el único fin y propósito de toda la producción; y el interés del productor debería ser atendido, solo hasta que sea necesario para promover aquel de los consumidores.

    0
  8. El preocuparnos más por otros y menos por nosotros mismos; el dejar a un lado nuestro egoísmo y usar más nuestros afectos benévolos, eso es lo que constituye la perfección de la naturaleza humana.

    0
  9. El hombre es un animal que hace ofertas: ningún otro animal hace esto - ningún perro intercambia los huesos con el otro.

    0
  10. La gran ambición, el deseo de superioridad real, de liderar y dirigir, parece ser en conjunto peculiar al hombre, y el habla es el gran instrumento de la ambición.

    0
  11. La felicidad nunca pone su dedo sobre su pulso.

    0
  12. El trabajo fue el primer premio, la compra original: dinero con el que se pagaba por todas las cosas. No era con oro ni plata, sino con mano de obra que originalmente se compró toda la riqueza del mundo.

    0
Imagen de Adam Smith
Imagen de Adam Smith
Nacimiento:05 de junio de 1723
Fallecimiento:17 de julio de 1790
Nacionalidad:Australia
Ocupación:Economista
Biografía:
Adam Smith fue un economista y filósofo escocés, considerado uno de los mayores exponentes de la economía clásica.