Frases de Emil Cioran

  1. El insomnio es una lucidez vertiginosa que puede convertir el paraíso en sí, en un lugar de tortura.

    0
  2. Su cinismo es la forma de su honestidad.

    0
  3. Qué orgullo descubrir que nada te pertenece: qué revelación.

    0
  4. Cuando se ha salido del círculo de errores y de ilusiones en el interior del cual se desarrollan los actos, tomar posición es casi imposible. Se necesita un mínimo de estupidez para todo, para afirmar e incluso para negar.

    0
  5. Nunca estoy a gusto en lo inmediato, sólo me seduce lo que me precede, lo que me aleja de aquí, los innúmeros instantes en que yo no fui: lo no nato, en suma.

    0
  6. Nadie puede conservar su soledad si no sabe hacerse odioso.

    0
  7. Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, pero deberíamos estarlo mucho más de lo que no hemos hecho. Ese orgullo está por inventar.

    0
  8. Todo acto halaga a la hiena que hay en nosotros.

    0
  9. Mi misión es matar el tiempo, y la del tiempo es matarme en su turno a mí, Qué cómodo se encuentra uno entre asesinos.

    0
  10. Regla de oro: dejar una imagen incompleta de sí mismo.

    0
  11. El budismo llama "mácula del espíritu", a la cólera; el maniqueísmo, "raíz del árbol de muerte". Lo sé. ¿Y de qué me sirve?

    0
  12. No me pidáis más mi programa: ¿No es uno respirar?

    0
Imagen de Emil Cioran
Imagen de Emil Cioran
Nacimiento:08 de abril de 1911
Fallecimiento:20 de junio de 1995
Ocupación:Filósofo