Frases de Epicteto - Página 5

  1. El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y una cobardía ceder el paso a los indignos.

    0
  2. Cuando sea llegada mi hora, moriré; pero moriré como debe morir un hombre que no hace más que devolver lo que se le confió.

    0
  3. El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.

    0
  4. Oh, Dios, hágase de mí tu voluntad. Mi parecer se identifica con el tuyo. Te pertenezco. No pido dispensa de nada que a tus ojos aparezca bueno. Llévame adonde quieras, vísteme con el traje que quieras...

    0
  5. Si no tienes ganas de ser frustrado jamás en tus deseos, no desees sino aquello que depende de ti.

    0
  6. Conserva bien lo tuyo y no codicies lo ajeno. Si tal haces, nada podrá impedirte el ser dichoso

    0
  7. Cuando estés de noche en tu habitación, aun cuando tengas las puertas y las ventanas cerradas y apagada la luz, no digas que estás solo: nunca se está solo.

    0
  8. ¿He de preocuparme por el lugar en que me halle o por los compañeros que tenga o por lo que ellos digan de mí? De ninguna manera. Por el contrario, ¿no deberá esforzarse todo mi ser por seguir a Dios, sus leyes y mandamientos?.

    0
  9. Para alcanzar la libertad sólo hay un camino: el desprecio de las cosas que no dependen de nosotros.

    0
  10. No pretendas que las cosas sean como las deseas; deseálas como son

    0
  11. Cuando estés de noche en tu alcoba, aun cuando tengas las puertas y ventanas cerradas y apagada la luz, no digas que estás solo: nunca se está solo

    0
  12. La primera misión del filósofo es despojarse de todo engreímiento. Pues es imposible que un hombre aprenda lo que cree que ya sabe.

    0
Imagen de Epicteto
Imagen de Epicteto
Nacimiento:01 de enero de 0050
Fallecimiento:01 de enero de 0138
Nacionalidad:Antigua Atenas
Ocupación:Filósofo
Biografía:
Epicteto fue un filósofo griego, de la escuela estoica, que vivió parte de su vida como esclavo en Roma.