Frases de Miguel Ángel

  1. El genio es paciencia eterna.

    0
  2. La belleza es la purgación de lo superfluo.

    0
  3. Nunca fui el tipo de pintor o escultor que tenía una tienda.

    0
  4. Vi el ángel en el mármol y tallé hasta que lo puse en libertad.

    0
  5. La perfección no es cosa pequeña, pero está hecha de pequeñas cosas.

    0
  6. No tiene el mejor artista ningún concepto que un mármol solo en sí no circunscriba.

    0
  7. Si la gente supiera lo duro que tenía que trabajar para ganar mi maestría, no parece tan maravilloso en absoluto.

    0
  8. Mis ojos, que codician cosas bellas como mi alma anhela su salud, no ostentan más virtud que al cielo aspire, que mirar aquellas.

    0
  9. Así como en la pluma y en la tinta el alto con el bajo estilo existe, en folio o mármol, rica o vil se viste la forma, según quien la talla o pinta.

    0
  10. El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestra meta sea demasiado alta y no la alcancemos, sino que sea demasiado baja y la consigamos.

    0
  11. De las altas estrellas desciende un esplendor que incita a ir tras ellas y aquí se llama amor. No encuentra el corazón nada mejor que lo enamore, y arda y aconseje que dos ojos que a dos astros semejen.

    0
  12. Tal vez a ti y a mí dar larga vida puedo con el cincel o los colores, adunando mi amor y tu semblante. Y mil años después de la partida, se verán tus hechizos vencedores, y cuánta razón tuve en ser tu amante.

    0
Imagen de Miguel Ángel
Imagen de Miguel Ángel
Nacimiento:15 de marzo de 1475
Fallecimiento:28 de febrero de 1564
Nacionalidad:República de Florencia
Ocupación:Pintor
Biografía:
Michelangelo Buonarroti, conocido en español como Miguel Ángel, fue un arquitecto, escultor y pintor italiano renacentista, considerado uno de los más grandes artistas de la historia tanto por sus esculturas como por sus pinturas y obra arquitectónica.​ Desarrolló su labor artística a lo largo de más de setenta años entre Florencia y Roma, que era donde vivían sus grandes mecenas, la familia Médici de Florencia y los diferentes papas romanos.