Frases de Octave Mirbeau

  1. No ser comprendido por un perro, ¿No es acaso la última palabra del desamparo moral?

    0
  2. (...) El amor me había vuelto valiente.

    0
  3. No busqué, en ese amor, nada más que el amor carnal, violento y nuevo que me procuraba.

    0
  4. Nací con el don fatal de sentir las cosas de manera intensa, de sentirme dolido, hasta el rídiculo.

    0
  5. Creo que nunca le dije una sola frase tierna...Y no sentíamos la necesidad, ni yo de decírsela, ni ella de oirla.

    0
  6. Y ¿Quién en este mundo se preocuparía por el silencioso insecto que soy? Yo soy, en el mundo que me rodea con su inmensidad, una insignificante brizna.

    0
  7. Lo que vemos a nuestro alrededor, es nosotros mismos, puesto que lo exterior de la naturaleza no es más que el aspecto plástico, proyección de nuestra inteligencia y de nuestra sensibilidad.

    0
  8. Por haber vivido pobremente, sin alborotos, sin pasiones verdaderas, siempre solitario, aun en medio de mi familia, de mis amigos, incluso en medio de la muchedumbre con la que me codée por un instante, no puedo envanecerme y creer que mi vida pueda ofrecer el más mínimo intéres, o el mas pequeño encanto para ser contada.

    0
  9. Estoy convencido de que el asesinato es la mayor preocupación humana, y que todos nuestros actos derivan de él.

    0
  10. Lo triste no es morir...Es vivir cuando no se es feliz...

    0
  11. Vender una coneja vieja por una hermosa vaca, este es todo el secreto del comercio.

    0
  12. La podredumbre es la eterna resurrección de la vida.

    0
Imagen de Octave Mirbeau
Imagen de Octave Mirbeau
Nacimiento:16 de febrero de 1848
Fallecimiento:16 de febrero de 1917
Nacionalidad:Francia
Ocupación:Escritor
Biografía:
Octave Mirbeau fue un escritor francés, periodista, crítico de arte, autor de novelas, obras teatrales y de cuentos.