Frases de Oliverio Girondo

  1. Hablaban de un caballo. Yo creo que era un ángel.

    0
  2. ¡España! País ardiente y seco como un repiqueteo de castañuelas.

    0
  3. Yo no comprendo nada. No tan sólo tus manos son un puro milagro. Un traspiés, un olvido, y acaso fueras mosca, lechuga, cocodrilo. Y después...Esa estrella. No preguntes. ¡Misterio! El silencio.

    0
  4. Llega un momento en que aspiramos a escribir algo peor.

    0
  5. Si no hubieras andado siempre solo ¿Todavía tendrías voz de toro?

    0
  6. ¿Un éxito eventual sería capaz de convencernos de nuestra mediocridad? ¿No tendremos una dosis suficiente de estupidez, como para ser admirados?

    0
  7. La arquitectura árabe consiguió proporcionarle a la luz, la dulzura y la voluptuosidad que adquiere la luz, en una boca entreabierta de mujer.

    0
  8. La camarera me trae, en una bandeja lunar, sus senos semi-desnudos...Unos senos que me llevaría para calentarme los pies cuando me acueste.

    0
  9. ¡Hasta las sombras, campo, no dan nunca ni el más leve traspiés en tu llanura!

    0
  10. Hasta las ideas más optimistas toman un coche fúnebre para pasearse por mi cerebro.

    0
  11. Más que tierra eres cielo, campo nuestro.

    0
  12. ¿Y no basta con abrir los ojos y mirar para convencernos de que la realidad es, en realidad, el más auténtico de los milagros?

    0
Imagen de Oliverio Girondo
Imagen de Oliverio Girondo
Nacimiento:17 de agosto de 1891
Fallecimiento:24 de enero de 1967
Nacionalidad:Argentina
Ocupación:Escritor
Biografía:
Octavio José Oliverio Girondo, conocido como Oliverio Girondo fue un poeta argentino, vinculado a la vanguardia porteña de los años 1920.