Frases de Osvaldo Soriano - Página 2

  1. (...) Me di cuenta que durante mucho tiempo me había olvidado de mí y que por eso no podía hacerle bien a nadie.

    0
  2. Simplemente se dejaba estar esperando que pasara algo (...) no tenía suficiente coraje para ir más lejos ni para volver atrás.

    0
  3. Mi padre nunca había estado tan cerca de mí como en los momentos en que creí haberlo perdido.

    0
  4. Mi padre nunca se preocupó por vestir bien, creía que la elegancia podía estar en otra parte, más íntima y noble.

    0
  5. -Baje y mírese al espejo. -Ya lo hice. Hay un borracho que se ríe, un tipo repugnante. ¿Usted ya se vio?

    0
  6. Los sueños se van con la noche. Y tan solo queda una bruma lejana e inatrapable.

    0
  7. De pronto recordé que había soñado con eso: Un laberinto asfixiante en el que por más que caminara siempre estaba en el mismo lugar. Algo me atrajo, quizá la incertidumbre o mi propio miedo, y me largué a correr hacia cualquier parte.

    0
  8. Era un pueblo chico. Toda la comisaría estaba allí en un Falcon viejo.

    0
  9. ¿Sabe qué? No se ofenda, pero usted está cansado de llevarse puesto.

    0
  10. No es que sea muy religioso, ¿Vio? Pero cuando uno está desesperado...

    0
  11. Mi padre nunca quiso tener domicilio fijo. Era como si caminara delante de sus propios pasos aunque quizás no hacía más que huir de ellos. Tenía hormigas en los pies y no estuvo con mi madre ni siquiera el día de mi nacimiento.

    0
  12. La memoria, al elegir lo que conserva y lo que desecha, no sabe de casualidades.

    0
Imagen de Osvaldo Soriano
Imagen de Osvaldo Soriano
Nacimiento:06 de enero de 1943
Fallecimiento:29 de enero de 1997
Nacionalidad:Argentina
Ocupación:Periodista