Frases de William Heinesen

  1. Dentro de mil años, sí, dentro de millones de años te diré: ¿sabes donde estás? Estás en mi corazón.

    0
  2. Tú eres la noche y la eternidad.

    0
  3. ¡Sí! Te contestaré con alegría desde los intemporales campos celestes por donde camino: Estoy en tu corazón, y ¡qué feliz soy!

    0
  4. Soy la marea eterna de noche y día en tus ojos que la luz creó y que volvió a crear la luz y le dio contenido.

    0
  5. Me desesperaría si no existieses y no me estuvieses esperando aquí con el ansioso aliento de tus fugaces flores.

    0
  6. Entonces un suspiro recorrió la creación y el pez volvió a sus aguas y los animales a sus prados y los muertos a sus cuevas en las tinieblas.

    0
  7. Conozco un país donde el día invernal sobre el mar es como el crepúsculo entre viejas tumbas.

    0
  8. Quieres que me marchite. ¡Y tengo tantas ganas de vivir y florecer!

    0
  9. ¡Ay madre! Cuando estemos satisfechos de comer, de hablar, de reírnos y maravillarnos, nos vamos cada uno a lo nuestro: yo a mi cama, donde distraído abro la esclusa intemporal del sueño, tú a tu tumba, donde susurra la hierba familiarmente con su voz de tiniebla y eternidad.

    0
  10. El esturión no encontró nunca refugio más bello para sus crías que las sanas entrañas de ella.

    0
Imagen de William Heinesen
Imagen de William Heinesen
Nacimiento:15 de enero de 1900
Fallecimiento:12 de marzo de 1991
Nacionalidad:Dinamarca
Ocupación:Pintor