Frases de Yehuda Berg

  1. Las palabras son singularmente la fuerza más ponderosa disponible para la humanidad. Podemos escoger entre utilizar esta fuerza constructivamente con palabras de aliento, o destructivamente con palabras de desesperanza. Las palabras tienen energía y poder con la capacidad de ayudar, de sanar, de obstaculizar, de lastimar, de dañar, de humillar y de achicar.

    0
  2. Ser parte de una verdadera comunidad no significa solamente estar geográficamente cerca de alguien o ser parte de la misma red social. Se trata de sentirse conectado y responsable de lo que sucede. La humanidad es nuestra comunidad definitiva, y todos juegan un papel crucial.

    0
  3. Por un lado, sabemos que todo sucede por una razón, y que no hay errores ni coincidencias. Por otro lado, aprendemos que no podemos darnos por vencidos, sabiendo que con las herramientas y la energía adecuadas podemos revertir cualquier decreto o karma. Entonces, ¿qué debemos hacer? ¿Dejar que la Luz decida o nunca darnos por vencidos? La respuesta es: ambas cosas.

    0
  4. Nuestra contribución depende de nuestra conciencia y nuestra voluntad de apoyar a aquellos en necesidad, demonstrar vulnerabilidad y aceptar el apoyo de los demás, compartir sin esperar mérito, dar nuestro todo y permitir que nuestro esfuerzo decida el resultado, entender que el control sólo puede lograrse con una responsabilidad compartida.

    0
  5. Necesitamos darnos cuenta que nuestro camino a la transformación es a través de nuestros errores. Estamos destinados a cometer errores, reconocerlos y seguir adelante hasta llegar a ser ilimitados.

    0
  6. Necesitamos tener la certeza total de que las cosas saldrán bien, no porque seamos justos o sabios, sino por el tiempo, el esfuerzo, las oraciones y las herramientas que estamos utilizando. Desde el momento que cobramos consciencia acerca de algún panorama o misión más completa, tenemos que enfocarnos por completo en qué hacer para llegar a ese lugar.

    0
  7. Si cada uno de nosotros toma la responsabilidad de cambiar nuestro propio comportamiento, nosotros podemos poner en movimiento el tipo de cambio que es necesario para lograr la sostenibilidad de nuestra raza o planeta. Nosotros cambiamos nuestro planeta, nuestro entorno, nuestra humanidad cada día, cada año, cada década y cada milenio.

    0
  8. Imagino a Dios ser como mi padre. Mi padre siempre fue la voz de la certeza en mi vida. Certeza en la sabiduría, certeza en el camino, certeza siempre en Dios. Para mí Dios es certeza en todo. La certeza de que todo está bien y todo es Dios.

    0
  9. Ninguna persona es una isla.

    0
Imagen de Yehuda Berg
Imagen de Yehuda Berg
Nacionalidad:Estados Unidos
Ocupación:Pastor